Archivo de la categoría: Doctrina

¿Puede un cristiano escuchar música secular?

Excelente artículo al que me suscribo…

Alimentemos El Alma

Got Questions

¿Puede un cristiano escuchar música secular?

Respuesta:La pregunta de si un cristiano puede escuchar música secular, es una con la que muchos cristianos batallan. Hay muchos músicos seculares que son tremendamente talentosos. La música secular puede ser muy entretenida. Hay muchas canciones seculares que tienen melodías pegajosas, buenas reflexiones, y mensajes positivos. Para determinar si un cristiano puede o no escuchar música secular, hay tres factores importantes que deben considerarse: (1) el propósito de la música, (2) el estilo de la música, y (3) el contenido de la letra.

(1) El propósito de la música.¿La música está diseñada únicamente para la adoración, o Dios quiso que la música fuera tranquilizadora o entretenida? El músico más famoso de la Biblia, el rey David, utilizó la música primeramente con el propósito de adorar a Dios (ver Salmos 4:1; 6:1; 54:1; 55:1; 61:1; 67:1; 76:1). Sin embargo, cuando el…

Ver la entrada original 814 palabras más

La controversia del Halloween y los cristianos

Son muchos los cristianos que se abstienen de celebrar Halloween, una fiesta que es tan divertida e inofensiva para la gran mayoría en la actualidad, y son muy cuestionados por ello. ¿Pues qué tiene de malo vestirse de princesa, de vaquero o de zombie? Si nuestra cultura occidental dista tanto de los orígenes paganos de esta celebración y ahora es simplemente tomada como una fecha para entretenerse, ser creativos y compartir, ¿no? Bueno, esta es la opinión popular.

En vez de ahondar en las raíces celtas paganas del Halloween, pues ya mucho ha sido dicho sobre esto, me abocaré a contestar varias preguntas que -espero- dejen en claro la posición de muchos de nosotros, de modo que cada quien pueda tener libertad de conciencia para elegir de qué participar y de qué no.

¿A qué se asocia la fecha?

Por más que se haya diluido para muchos significado original de practicarlo, la razón de ser del Samhain era la evocación de espíritus que, según se creía, regresaban esa noche; las máscaras se usaban para «confundir» a cualquier demonio que despertara y quisiera poseer a la persona. Así que, indudablemente lo oculto, la muerte y el paganismo están estrechamente ligadas al Halloween. Tanto así que los disfraces por excelencia tienen que ver con personajes de muertos -y cabe destacar que con apariencias violentas y sangrientas algunos-, fantasmas, brujas, demonios, etc. No solo astronautas y hadas.

Además, es ampliamente conocido que el 31 de octubre es un día muy especial para las sectas satanistas, porque incluso toman animales -o niños en el peor de los casos- para ofrecer sacrificios y practicar ritos de invocación.

Rituales de Samhain / Halloween

¿Es pecaminoso entonces?

Pese a cómo se catalogue, disfrazarse, ir a una fiesta o salir a pedir dulces es estar de acuerdo y participar directamente. Dedicar incluso espacios dentro de tu casa es abrir la puerta para exaltar aquello que tienen que ver con las tinieblas.

Efesios 5:11 No tengan nada que ver con las obras infructuosas de la oscuridad, sino más bien denúncienlas.

Con base en lo anterior, si Dios prohíbe esto y lo considera abominable, claro que es pecado porque atenta contra quien Él es. Y pecar significa errar al blanco, desenfocarse de la meta, cometer falta.

¿Abre puertas a lo oculto?

Lamentablemente ya Halloween está tan aprovechado por las industrias que es una de las fechas comerciales más rentables. Pero la Palabra de Dios condena las prácticas ocultistas, tanto en el AT como en el NT, pues el Señor es un Dios de vivos y no de muertos (Marcos 12:27).

Hay quienes ven demonios en cualquier objeto, pero la realidad es que estos entes poseen personas, en todo caso. Respaldo de esto en los siguientes versos:

  • Mateo 9:32-33; 12:22; 17:18
  • Marcos 5:1-20; 7:26-30
  • Lucas 4:33-36; 22:3
  • Hechos 16:16-18

Sin embargo, identificarse con emblemas, adornos, películas, disfraces y cualquier cosa relacionada con las tinieblas es abrir puertas a la cauterización de las conciencias, de modo que cada vez más esto se va volviendo normal porque eres ministrado y llenado de todo esto, y los más vulnerables son los niños.

Todos los que se expongan terminarán entenebrecidos y confundidos en sus corazones acerca de lo que Dios ve con buenos ojos y lo que blasfema Su nombre. Y peor, realmente quienes no tienen al Espíritu Santo morando en sus vidas están propensos a ser tomados no solo por pensamientos diabólicos sino por demonios mismos. Porque si no estás lleno de Cristo, hay paso libre para que seas lleno de cualquier cosa. Podría parecer exagerado, pero el mundo espiritual es bastante real. ¿A qué grupo quieres pertenecer?

Otros pasajes bíblicos para consultar:

  • Levítico 19:31, 20:6, 27
  • Deuteronomio 18:10-12
  • Isaías 8:19
  • 1 Timoteo 4:1

Si no tienes una Biblia a la mano, te resumo lo que dicen: La adivinación, el consultar a los muertos, la brujería, el ofrecer a los hijos para que participen de rituales de las tinieblas (permitir que se disfracen y sean parte del Halloween definitivamente cuenta) son, como lo llama Dios mismo en Su Palabra, abominación. Mucho cuidado porque también nos advierte que hay muchos que hoy día están escuchando a espíritus engañadores y practicando doctrinas de demonios.

¿Me puedo ir al infierno por celebrar Halloween?

El Evangelio de Jesucristo son buenas nuevas de salvación para el pecador. Tristemente las religiones han implantado en la mente de las personas la doctrina de las obras para poder llegar al cielo, al nirvana, a la iluminación máxima o cualquiera que sea la meta de lo que practiquen, lo cual es diametralmente opuesto al mensaje del cristianismo:

Todos hemos transgredido la ley de Dios (1 Tim. 1:9-10), nacemos con una naturaleza caída (Salmos 51:5) y estamos condenados a perdición (Rom. 5:12), sin posibilidad de pagar por nosotros mismos la expiación (Is. 64:6), completamente destituidos de la gloria de Dios (Rom. 3:23). Jesucristo, único mediador entre Dios y los hombres (1 Tim. 2:5), es el sustituto por los pecados del ser humano (2 Cor. 5:21). Todo aquel que venga a Él en fe y arrepentimiento (Juan 3:16), confesando sus pecados y poniendo su confianza en Él como su Señor y suficiente Salvador (Rom. 10:9) tendrá la potestad de ser hecho hijo de Dios (Juan 1:12), parte de la familia de la fe y coheredero del cielo, de la vida eterna y de las promesas celestiales con Cristo (Rom. 8:17).

El cristiano genuinamente redimido no corre el riesgo de perder su salvación (1 Juan 5:11-13), así incurra en faltas (todos seguimos en este cuerpo mortal, sujetos a pasiones y tentaciones, pero estamos en constante proceso de santificación ver Romanos 7). Pero ojo, esto no da licencia para pecar desenfrenadamente, porque el cristiano verdadero no practica el pecado ya como forma de vida ni se deleita en él (1 Juan 3:9), sino que lo aborrece. Por el contrario, alguien que retroceda y apostate de la fe da evidencia de no haber recibido verdaderamente la fe salvífica (1 Juan 2:19).

Así que no, no precisamente te vas al infierno por celebrar Halloween, porque aunque esto no agrada a Dios, estar condenado no depende de una lista de cosas específicas, sino que todo lo que somos fuera de Cristo está en condición perdida. Todo. Quien termina perdido eternamente es aquel que rehusó creer en el Evangelio en vida y jamás aceptó a Jesucristo (Juan 3:18).

Ahora, lo anterior son preguntas que usualmente oigo de los incrédulos. Pero hay otras cosas más profundas que los cristianos debemos considerar a la hora de decidir participar o no del Halloween o de muchas otras celebraciones que caen dentro de las preguntas a continuación.

¿Honra a Cristo?

1 Corintios 10:31 Ya sea que coman o beban o hagan cualquier otra cosa, háganlo todo para la gloria de Dios.

Si participar de esto hace que, de alguna manera, el nombre de Cristo sea burlado, tenido por menos o si nos lleva a regocijarnos en el pecado que lo crucificó, entonces definitivamente no lo honra. Más que prohibiciones, los cristianos estamos llamados a hacer todo lo que glorifique a nuestro Señor, y nada menos que eso.

Así que, si ofende a Dios y denigra a Cristo, ¿para qué hacerlo?

¿Viola mi conciencia?

Entiendo que a veces las presiones nos hacen ceder, aún cuando nuestra conciencia nos amonesta. Nos sentimos mal porque ¿qué comunión tiene la luz con las tinieblas? (2 Cor. 6:14), pero si incluirnos en esta u otras costumbres viola nuestra conciencia, ¡entonces no le entremos!

Cabe destacar que hay algunas tradiciones que no son malas en sí mismas, pero tienen poder sobre las conciencias y eso es más que suficiente para abstenerse. Esto me lleva a la siguiente pregunta.

¿Viola la conciencia de otros?

El capítulo 14 a los Romanos nos habla acerca de los débiles en la fe. Hay quienes consideran el Halloween una herejía de la que no se atreverían a participar ni vistiendo a sus hijos de piratas o angelitos; aún más hay quienes saben que estas cosas -como dije antes- no tienen poder en sí mismas, es decir, los objetos son objetos, la ropa es ropa, pero lo que siempre es influenciado y se afecta es la conciencia (1 Cor. 8:4), y por ende se abstienen porque no ven sentido en tomar parte ni en promoverlas; y yendo más allá, deshonra por completo el reino de luz de Jesucristo y a Su persona.

Juzgar inquisidoramente podría no cumplir el propósito de acercarlos a la verdad. Más bien, ante estas cosas siempre tiene que reinar la ley del amor. Quienes tengan seguridad de su salvación y convicción de su libertad cristiana, dejen entonces que el amor gobierne todo, para anunciar la verdad con espíritu correcto y firmeza, y también al punto incluso de abstenerse de ciertas prácticas por amor al hermano, e incluso al incrédulo (que usualmente está buscando oportunidades por donde ver al cristiano flaquear y acusarlo de falso o burlarse).

Te recomiendo ver completos el capítulo 8 de 1 a los Corintios, que refiere lo anterior, y que además habla sobre lo sacrificado a los ídolos.

Bono: ¿Por qué Halloween no y navidad sí?

Otra vez, volviendo al tema de la libertad de conciencia cristiana, hay quienes ven las raíces paganas de la instauración de la navidad como un impedimento para incluirse en las fiestas. Por lo que muchos incrédulos ven incongruente que muchos cristianos participen de una y de otra no. La respuesta es sencilla: todo se resume a lo que estas celebraciones evocan.

Una es netamente asociada al ocultismo y las tinieblas, como dije en la primera pregunta, en cambio la navidad, aunque haya sido una iniciativa de la mescolanza entre el paganismo y el cristianismo primitivo, hoy en día es algo completamente redimible, ya que la gran mayoría de cristianos aprovechamos para predicar el Evangelio -cosa que se tiene que hacer siempre, pero en diciembre se propician oportunidades que quizá no tenemos en otras ocasiones de manera tan abierta dentro de nuestras casas, con nuestros amigos o incluso desconocidos-.

¿Que si está bien o no poner arbolito y adornos? Bueno, a mí en particular me da igual, es algo muy personal el no ser tan dada a la decoración, pero tampoco condeno a quien viste su casa de muñecos de nieve y árbol con luces. Aunque sí debo confesar que tengo inconvenientes con la figura de Santa Claus, pero eso es para otro post.

Incluso me gusta mucho la postura de John Piper al respecto.

En conclusión…

Como cristianos debemos hacer todo para la gloria de Dios, rechazando lo que Dios llama maldito y abrazando lo que Dios llama bueno; con libertad de conciencia y siendo gobernados por la ley del amor, de modo que nuestras acciones reflejen el Evangelio y sirvan para ganar a otros para Cristo; honrando de esta manera a nuestro Señor y recordando siempre que vivimos en una lucha constante por santificarnos y abandonar todo pecado que llevó a la cruz a nuestro Salvador.

Romanos 12:2 No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.

¡Si esto te ha sido de bendición, por favor comparte! Dios te bendiga.

Virginia.

Solo por gracia

Ningún ser humano procurará ser salvado hasta que descubra su propia impotencia para salvarse. Esa es la gran diferencia entre el cristianismo y las religiones, porque éstas te dicen lo que debes hacer para ser acepto por Dios; el evangelio te dice lo que ya Dios hizo por ti en Cristo Jesús para salvarte.

Sí, tenemos un gravísimo problema llamado pecado, pero Dios envió a Su Hijo, al Salvador para resolverlo. ESA ES LA OFERTA DEL EVANGELIO, hay perdón en Cristo para todo aquel que se arrepiente de sus pecados y que descansa en la justicia y gracia de Jesús.

Pídele a Él hoy que te salve y transforme tu corazón, pídele que te haga percibir la condición de tu pecado, porque dice la Escritura que Dios no desprecia un corazón contrito y humillado; no serás desechado si a Él te acercas hoy.

Romanos 10:13 porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.

Pr. Sugel Michelen.

tuliP: Perseverancia de los santos

Escribiendo a los Filipenses, Pablo dice: “que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Cristo Jesús.” (Fil. 1:6). Ahí está la promesa de Dios de que lo que El comienza en nuestras almas, Él tiene la intención de terminar. Así que el viejo axioma de la teología reformada por la perseverancia de los santos es la siguiente: Si lo tienes, es decir, si usted tiene una fe genuina y se encuentran en un estado de gracia salvadora, nunca lo perderá. Si lo pierdes, nunca lo tuviste.

Sabemos que muchas personas hacen profesión de fe, luego se alejan y repudian o se retractan de esas profesiones. El apóstol Juan señala que hubo quien dejó la compañía de los discípulos, y dice de ellos: “Salieron de nosotros, pero en realidad no eran de nosotros” (1 Juan 2:19). Por supuesto, estaban con los discípulos en cuanto a las apariencias externas antes de partir. Habían hecho una profesión externa de fe, y Jesús deja en claro que es posible para una persona hacer esto incluso cuando no posee lo que él profesa. Seguir leyendo tuliP: Perseverancia de los santos

tulIp: Gracia irresistible o llamamiento eficaz

En el histórico pensamiento Reforma, la idea es la siguiente: la regeneración precede a la fe. También creemos que la regeneración es monergista. Eso sí esa es una palabra de tres dólares. Esto significa esencialmente que la operación divina llamada renacimiento o regeneración es la obra de Dios. Un ergio es una unidad de trabajo, una unidad de obra. La palabra energía proviene de esa idea. El prefijo mono – significa “uno”. Así monergismo significa “uno trabajando.” Esto quiere decir que la obra de regeneración en el corazón humano es algo que Dios hace por medio de Su poder solamente, y no en un 50 por ciento de Su poder y 50 por ciento en el poder del hombre, o incluso el 99 por ciento de Su poder y el 1 por ciento de en el poder del hombre. Es 100 por ciento la obra de Dios. Él, y sólo El, tiene el poder de cambiar la disposición del alma y el corazón humano, para llevarnos a la fe.

Además, cuando El ejerce esta gracia en el alma, El produce el efecto de que El pretendió llevar a cabo. Cuando Dios le creó, le trajo a la existencia. Usted no le ayudó en nada. Fue Su obra soberana la que le trajo a la vida biológica. Del mismo modo, es Su obra, y sólo la de Él, que lo lleva a un estado de regeneración y de creación renovada. Por lo tanto, llamamos a esto gracia irresistible. Es la gracia que obra. Es la gracia que produce lo que Dios quiere llevar a cabo. Si, en efecto, estamos muertos en pecados y transgresiones, si, de hecho, nuestras voluntades están cautivas por los deseos de nuestra carne y necesitamos ser liberados de la carne con el fin de ser salvos, entonces, en el análisis final, la salvación debe ser algo que Dios hace en nosotros y en lugar de nosotros, no algo que de aluna manera hagamos por nosotros mismos.

La gracia de Dios es tan poderosa que tiene la capacidad de vencer nuestra resistencia natural a la misma. — RC Sproul

Sin embargo, la idea de irresistibilidad evoca la idea de que uno no puede ofrecer ninguna resistencia a la gracia de Dios. Sin embargo, la historia de la raza humana es la historia de la resistencia implacable a la dulzura de la gracia de Dios. La gracia irresistible no significa que la gracia de Dios es incapaz de ser resistida. De hecho, somos capaces de resistir a la gracia de Dios, y de hecho la resistimos. La idea es que la gracia de Dios es tan poderosa que tiene la capacidad de vencer nuestra resistencia natural a la misma. No es que el Espíritu Santo arrastra a la gente pateando y gritando a Cristo en contra de su voluntad. El Espíritu Santo cambia la inclinación y disposición de nuestra voluntad, de modo que mientras que antes éramos reacios a abrazar a Cristo, ahora estamos dispuestos, y más que dispuestos. En efecto, no somos arrastrados a Cristo, corremos hacia a Cristo, y lo abrazamos con alegría porque el Espíritu ha cambiado nuestros corazones. Ya no son los corazones de piedra que son impermeables a los mandamientos de Dios y a las invitaciones del Evangelio. Dios derrite la dureza de nuestros corazones cuando Él nos hace nuevas criaturas. El Espíritu Santo nos resucita de la muerte espiritual, de modo que nos acercamos a Cristo porque queremos venir a Cristo. La razón por la que queremos venir a Cristo es porque Dios ya ha hecho una obra de la gracia en nuestras almas. Sin esa obra, nunca tendríamos ningún deseo de venir a Cristo. Es por eso que decimos que la regeneración precede a la fe.nota-artes4

Tengo un poco de un problema con el término gracia irresistible, no porque yo no crea en esta doctrina clásica, sino porque es engañosa para muchas personas. Por lo tanto, prefiero el término gracia eficaz, porque la gracia irresistible de Dios efectúa lo que Dios quiere llevar a cabo.

En el mensaje final, llegaremos a la conclusión considerando el P en TULIP, la perseverancia de los santos.

Dr. R.C. Sproul nació en 1939 en Pittsburgh Pennsylvania. Es presidente de Ligonier Academy of Biblical and Theological Studies y fundador del ministerio que inició en 1971 como el Ligonier Valley Study Center en Ligonier, Pennsylvania.
Fuente original: Soldados de Jesucristo

tuLip: Expiación limitada o redención particular

Creo que de todos los cinco puntos del calvinismo, la expiación limitada es el más controversial, y el que engendra tal vez la mayor confusión y consternación. Esta doctrina está principalmente preocupada por el destino inicial, el plan o designio de Dios al enviar a Cristo al mundo para morir en la cruz. Seguir leyendo tuLip: Expiación limitada o redención particular

Lo Que No Es El Cesacionismo

Lo Que No Es El Cesacionismo

por Nate Busenitz

Mucho ruido se ha hecho (tanto en este blog y en otros lugares ) sobre los recientes comentarios “anti-cesacionistas”, de un popular pastor con sede en Seattle. No deseo entrar en una guerra de palabras, o verme envuelto en una controversia en línea. Pero espero hacer una contribución útil a la conversación.

En los últimos años, he disfrutado de la investigación de los antecedentes históricos sobre los dones carismáticos, especialmente el don de lenguas . Y sólo puedo esperar que el pastor anterior, y su co-autor, traten el material de manera responsable en sus próximos trabajos sobre el tema. (¿Quién sabe, tal vez estaría abierto a un libro de dos puntos de vista?)

clip_image001

También espero que, en el proceso de criticar la posición cesacionista, los autores no inventen una versión del hombre de paja de cesacionismo. (Debo admitir que, sobre la…

Ver la entrada original 3.546 palabras más