Archivo de la etiqueta: Dios

tUlip: Elección incondicional

La visión reformada de la elección, conocida como la elección incondicional, significa que Dios no prevé una acción o estado de nuestra parte que Le induzca a salvarnos. Más bien, la elección se basa en la decisión soberana de Dios para salvar a quien Él se complace en salvar. Seguir leyendo tUlip: Elección incondicional

Tulip: Depravación Total

La doctrina de la depravación total refleja el punto de vista reformado del pecado original. Ese —pecado original— es un término a menudo mal entendido en el campo popular. Algunas personas asumen que el término pecado original debe referirse al pecado, la primera transgresión original que todos hemos copiado en muchas maneras diferentes en nuestras propias vidas, es decir, el primer pecado de Adán y Eva. Pero eso no es lo que el pecado original se refiere históricamente en la iglesia. Más bien, la doctrina del pecado original define las consecuencias para la raza humana a causa de aquel primer pecado. Seguir leyendo Tulip: Depravación Total

Un mensaje ofensivo

¿Por qué ofende tanto el evangelio? Porque confronta la corrupción del ser humano, porque el pecado se retuerce, porque por naturaleza el hombre es enemigo de Dios y no quiere ni puede buscarle por sí mismo.

Numerosas veces me han eliminado del Facebook (y de lo que no es Facebook) por predicar el evangelio, pero es mejor agradar a Dios que agradar a los hombres y esa misma Palabra que me fue predicada a mí y me despertó de la muerte espiritual es la que yo divulgo, para ver si Dios tiene misericordia de alguno y le conceda que se arrepienta.

1 Tesalonicenses 2:3-4 Porque no estábamos equivocados en lo que predicábamos, ni tampoco hablábamos con malas intenciones ni con el propósito de engañar a nadie. Al contrario, Dios nos aprobó y nos encargó el evangelio, y así es como hablamos. No tratamos de agradar a la gente, sino a Dios, que examina nuestros corazones.

Dios sigue siendo Dios

Me siento muy triste. Es fácil alabar a Dios cuando todas las cosas van bien pero, ¿acaso Él deja de ser Dios y digno de la gloria cuando suceden las tragedias?

Esta tarde le quitaron la vida al señor que vivía frente a mi casa, dentro de su propia residencia, y de una manera muy atroz. Mi corazón se partió en pedazos al escuchar los alaridos de dolor de su familia que lo encontró muerto, preguntando “Señor, ¿por qué?”.

Podría descargarme, como muchos harían, en contra del cinismo, la indolencia y la mala gestión gubernamental, ironizar sobre que “la inseguridad es una sensación”, y otras cosas más, pero realmente lo que me pesa ahora mismo es la depravación del ser humano y cómo éste abandonó la imagen de Dios para perderse.

Vivimos desenfrenadamente, creyendo soberbiamente que somos justos y que Dios es un permisivo que se adapta a nuestra manera de pensar y vivir, pero por no meter a Dios en todos los asuntos es que la humanidad se va por un despeñadero. No, yo no entiendo porqué pasan cosas tan horribles, mas que lo que dice el Señor en Su Palabra, que los tiempos son peligrosos y los hombres se inclinan hacia la maldad por la perversidad de sus corazones, y de ésto no me escapo yo ni tampoco usted, porque no por el hecho de que no cometamos actos tan penosos como lo que hicieron aquellos que mataron a mi vecino nos hace mejores ante Dios.

LA JUSTICIA DE DIOS SE LLAMA JESUCRISTO, Y AQUEL QUE NO SE LAVE CON SU SANGRE SENCILLAMENTE NO TIENE PARTE EN EL REINO DE LOS CIELOS. ¡Sí! La verdad es incómoda, es absoluta y no hay nada que podamos hacer, porque ni usted ni yo somos Dios y a Él le plació que la salvación fuese por gracia, a través del sacrificio de Jesús.

La biblia dice que Él se glorifica en medio de las tribulaciones, y es vasto para otorgar paz que sobrepasa todo entendimiento al corazón enlutado. Sin duda, Dios sigue siendo Dios, así le haya pasado a mi vecino, así me pase a mí o a usted, y estas palabras no las digo con ligereza, pues cada situación es para el que le pase, pero nada cambiará el hecho de que Jesucristo es EL SEÑOR, y que separados de Él NADA podemos hacer.

Ore por favor por esta familia en dolor y luto, y acérquese usted al Único que puede darle seguridad de que, pase lo que pase, su vida en Él estará guardada para la eternidad en el cielo.

Si la sangre de Jesucristo es el único sacrificio acepto que logró hacer la paz entre Dios y los hombres, si ella es suficiente para lavar los pecados de todos los seres humanos, si a través de ella la deuda del pecador es saldada por la justicia de quien la derramó, ¿por qué hay pocos con las vestiduras blancas? ¿por qué hay tantos que intentan lavarse con sus obras? ¿qué acaso existe otra cosa mayor que se pueda hacer para redimir un alma? ¡Qué soberbios somos!, al creer que existe algo que podamos hacer para merecernos el cielo, y qué humilde aquel que entiende que ese puesto lo reservó Jesucristo para el que se arrepiente de verdad.

 

yovalgolasangredecristo

¡Feliz navidad!

La navidad tuvo real sentido para mí cuando Jesucristo nació en mi vida y se quedó para reinar como el Señor de mi corazón.

La evidencia irrefutable de alguien que ha entendido lo que significa ese acontecimiento se ve reflejada en una vida perseverante en la santidad y la rendición de la propia voluntad a la obediencia del Aquel que todo lo llena en todo. Esta y todas son navidades felices, porque se puede estar cayendo el mundo, pero Dios es la inconmovible roca sobre la cual está de una vez y para siempre plantado mi ser por entero.

Oro a Dios para que cada uno pueda experimentar el gozo de la salvación. Felicidades.

El culto a la santa muerte

Hoy en día en México y también en latinoamérica se ha propagado mucho el culto a lo que ellos llaman “La Santa Muerte” o “Santísima Muerte”catrinas-capula ¿pero que es en realidad este culto?

En la cultura prehispánica tenemos indicios de la adoración a la muerte pero con otro aspecto y con otros nombres.

Por ejemplo Ah Puch que era el dios maya el era descrito como un esqueleto o cadáver con un rostro de jaguar (o búho) adornado con campanas, también esta Mictlantecuhtli y Mictecacíhuatl dios y diosa de la muerte ellos eran aztecas, realmente la adoración a la muerte es muy antigua.

El culto de la Santa Muerte se remonta a 1795, cuando los indígenas adoraban un esqueleto al que llamaban Santa Muerte en un poblado del centro de México y hay testimonios de que este culto permaneció oculto en los últimos dos siglos.

Seguir leyendo El culto a la santa muerte

Una vez que has bebido del Espíritu de Dios, comprendes que no hay ningún otro tan sublime, saciante, espectacular, maravilloso y tranquilizante de quien llenarte. ¡NO LO HAY! NO EXISTE NADIE TAN MARAVILLOSO COMO EL SEÑOR, de cuya plenitud tomamos por gracia, por medio del salvador Jesucristo. Qué verdad tan sobrenatural…rasga tu corazón delante de Él, vuelve a la esencia.

Evangelio según San Juan

1:12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;
1:13 los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.
1:14 Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.

Y entonces siento

Entre ojos cansados y adormilado respirar,
escuchando una suave canción de fondo aquí me siento a pensar,
y entonces siento la calma, el reposo que Dios me da,
una leve sonrisa se dibuja y un pálpito se hace notar.

Y entonces siento, corazón, que todo está bien,
no hay nada extraño ni con doblez,
todo fluye como un río claro,
comienzo a ver manifiesto todo por lo cual había orado.

Te descubro y me gusta,
y entonces siento que nada me asusta,
todo es tan natural, es que Él me prometió que a su tiempo todo sería tan hermoso,
y entonces siento que esperar no es gravoso,
aprender a amarte es como un renuevo, un alivio,
en mi espíritu sé que también te hago sentir vivo.

 

Con amor,

Virginia L.

 

10407473_728909010517740_998130931492994541_n