Archivo de la etiqueta: Venezuela

Las crisis son oportunidades

Nos quejamos, porque nos pega duro la situación, pero yo creo firmemente que los pensamientos de Dios no se asemejan a los nuestros, y que nada jamás se escapa de Su soberanía. Sin duda, por la Palabra conocemos que los tiempos difíciles han sido canales que han hecho despertar a los pueblos, lamentablemente, cuando la extrema escasez, las afrentas y la desidia han consumido su tierra para meterse dentro de sus propios hogares; la dependencia a Dios no es algo que se aprende solo confesándolo, pues el fuego consume lo falso y sobrevive solo lo genuino.

Dios no es un yeso, una estatua, una fuerza mística; Dios es espíritu, y tiene un corazón cuyo deseo es que los hombres, voluntariamente, aprendan que ÉL ES, y que no hay otro por encima de Su Nombre.

Yo me arrepiento en nombre de mi país por tanta idolatría, incredulidad, mortandad, envidias, borracheras, corrupción e inmoralidad. Yo quiero que Dios extienda su mano y sane esta tierra herida, decido expulsar lo que a Dios no le agrade de mi vida, aunque eso me traiga afrenta y escarnio, porque quiero aprender amar a Dios de verdad, pues Su misericordia y gracia Él extendió primero sobre mí, que estaba perdida, y fui hallada. Por siempre la gloria sea para Jesucristo.

Sean todos bendecidos, familia y amigos, les amo. Arrepiéntanse de su manera de vivir, y busquen a Dios de corazón mientras pueda ser hallado.

«Allúdame, por fabor»

Por Virginia Larrazábal

 

Hoy día con tanto avance tecnológico, redes sociales y aplicaciones se puede uno dar cuenta fácilmente de que la gente escribe como piensa y, en muuuchos casos, la situación es grave (jajajá)…el desinterés por la lectura se traduce en falta de cultura y, por consiguiente, poco o nada de preocupación por la manera de escribir.

Seguir leyendo «Allúdame, por fabor»

Venezuela, ¿Ya despertaste?

Las crisis han representado a lo largo de la historia, desde los tiempos bíblicos, la oportunidad de Dios para glorificarse. Leía el libro de Ezequiel y me dí cuenta de que, después de incontables intentos de Dios para llamar la atención de su pueblo al cual amaba, para que se volvieran a Él y se arrepintieran de sus pecados, no tuvo más remedio que usar el sufrimiento.

Seguir leyendo Venezuela, ¿Ya despertaste?